Un millón de pesos para el Polo Tecnológico Esperanza

“Estamos pensando en la economía del conocimiento, donde hay que ser más competitivos e incorporar tecnologías y valor agregado para ser parte del mundo”, dijo Lifschitz

El gobernador Miguel Lifschitz firmó el el acta constitutiva y estatuto del Polo Tecnológico Esperanza, en un acto desarrollado en la Fundación Instituto Tecnológico El Molino. Además, entregó un aporte no reintegrable por un millón de pesos para la puesta en valor del inmueble.

“Siempre es un desafío pensar propuestas innovadoras, instituciones nuevas, espacios de encuentros y de articulación para proyectar los sueños e imaginar lo que va a venir”, explicó Lifschitz.

“Santa Fe debe ser una de las pocas provincias de Argentina que tiene tantos polos tecnológicos y centros de desarrollo industrial de empresas de tecnologías, de involucramiento e integración con centros universitarios de excelencia, con instituciones público-privadas como las que hay aquí en Esperanza”, indicó.

Además, resaltó que ciudades como Rosario, Santa Fe, Rafaela, Reconquista, Sunchales y Esperanza, entre otras, “dan muestra del potencial innovador que tiene la provincia de Santa Fe y que se vincula con nuestra historia” y resaltó el rol de Esperanza como “la primera colonia agrícola de la Argentina: un nuevo tipo de desarrollo económico del país y un modelo agrario innovador y moderno que permitió, en pocos años, que Argentina se convirtiera en el granero del mundo”. “En Esperanza nació al modelo de desarrollo que luego se extendió a la provincia y a otras provincias vecinas, y también al desarrollo industrial en buena parte del siglo XX”.

“Nosotros tenemos inmejorables condiciones en la provincia de Santa Fe y estas iniciativas tienden justamente a potenciar esas fortalezas que tiene la provincia. Santa Fe, como pocas provincias en la Argentina, tiene esa potencialidad, esa capacidad para generar estos emprendimientos: hay que saber aprovecharla, valorarla y empujar para adelante. Cuenten con nuestro respaldo permanentemente”, concluyó.

Incubadora de ideas

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Provincia, Eduardo Matozo, aseguró que “este es un hito más en este camino que comenzamos de constituir en el complejo El Molino, donde se gestan varios proyectos”. Del mismo modo, destacó la idea de “reconvertir este lugar y hacer que aquí se alberguen nuevas ideas y se incuben nuevos emprendimientos para incorporarse al sistema productivo, para darle servicio a la producción de Esperanza y la región”.

Matozo indicó que “esta incubadora hoy tiene 35 proyectos, lo que es un récord en la provincia. En todo el territorio santafesino tenemos 20 estructuras como ésta, que es una de las más destacadas, y a eso apostamos: a lograr que los nuevos emprendimientos basados en el conocimiento vengan a incorporarse al sistema productivo, y en Esperanza se dan las condiciones para eso. Por eso, desde el Gobierno de la Provincia nos sumamos a eso y aportamos nuestro granito de arena para poder hacer del Polo Tecnológico de Esperanza un lugar que incube ideas y sueños, porque emprendedores a Esperanza le sobran”.

Por su parte, la intendente de Esperanza, Ana Meiners, agradeció al gobernador “porque con este acta-compromiso que firmamos comenzamos a hacer realidad un sueño que esperábamos que se concrete. Tenemos una ciudad de emprendedores e industrial que nunca debió apartarse de ese camino. Esto es posible a partir del encuentro de lo público, lo privado y lo académico”, concluyó.

En tanto, el presidente de la fundación Instituto Tecnológico El Molino, Víctor Sarmiento, manifestó que “después de mucho esfuerzo y sacrificio podemos tener un instituto que forme y capacite personas valiosas para nuestra ciudad y la provincia. Sumar a la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Esperanza significa un gran aporte”, concluyó.

Con respecto al subsidio entregado por el gobernador, el rector de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), Miguel Irigoyen, expresó que se trata de “un puntapié inicial para poner al polo en movimiento”. Asimismo, subrayó la unión del “Gobierno de la Provincia, la municipalidad, instituciones educativas y de la industria, con el objetivo de promover la incorporación de conocimiento a la producción y, con esto, generar riqueza genuina”.

Polo Tecnológico Esperanza

Es una asociación civil que desarrollará acciones para potenciar el desarrollo socio-productivo de Esperanza y la región. Tiene como principal objetivo el acercamiento de los centros educativos y científicos locales, las organismos estatales y la industria para fomentar el desarrollo de las cadenas de valor a partir de la generación de soluciones locales con tecnología de punta, generando nuevos emprendimientos, desarrollando nuevos centros de servicios para las empresas existentes y distintos espacios de investigación que generen nuevas fuentes de trabajo y permitan satisfacer las necesidades de la población.

Este polo parte del crecimiento de las capacidades y actividades desarrolladas en la Incubadora de Empresas de Ámbito Regional (IDEAR) que está en Esperanza desde 2002 e incorporará nuevas estructuras de apoyo y servicios.

Del acto realizado en la Fundación Instituto Tecnológico participaron también el presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Esperanza, Guillermo Breques; el decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNL, Norberto Gariglio; el secretario de Vinculación Tecnológica y Desarrollo Productivo de la UNL, Daniel Scacchi; y funcionarios municipales locales; entre otras autoridades.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *