Tasa vs. Inflación vs. Dólar: Siguen firmes plazos fijos pero recesión hace estragos

El combo es muy grave y adelanta que, gane quien gane este año, la solución no será fácil, costará mayor poder adquisitivo y desgaste gubernamental. La espiralización inflacionaria y la dolarización que recrudecieron en los últimos meses obligó al Banco Central a intervenir en el tipo de cambio con una fuerte suba de tasas para renovar Leliq, superando el billón de pesos. Según estimaciones privadas en febrero, la suba generalizada de precios rozó el 4% y los plazos fijos UVA crecieron un 75%. Los bancos suspendieron créditos para PYMES a tasa subsidiada presentados por el propio presidente Mauricio Macri.

«Por el repunte de la inflación, los plazos fijos ajustables por UVA pegaron un fuerte salto en febrero. Según los datos del Banco Central, el stock de este tipo de depósitos del sector privado culminó el mes un 75% por encima del cierre de enero.

El despegue de los plazos fijos UVA arrancó en la segunda parte de febrero, luego de que el Indec diera a conocer que el índice de precios al consumidor (IPC) de enero alcanzó el 2,9%, superando las expectativas del mercado.

Es por eso que si se toma la variación de estas colocaciones al cierre de mes, el resultado es de un aumento de $10.573 millones (pasó de $14.015 millones a $24.588 millones), pero el promedio mensual arroja una caída de $50 millones (0,3%)», aseguró especializado BAE Negocios.

La tensión cambiaria de los últimos días confirmó un número que los economistas ya preveían. Asusta. «En la subasta de diaria de Leliq, en la que vencían $153.344 millones, el BCRA adjudicó $185.727 millones (muy por encima de los $160.000 millones anunciados a primera hora), con lo que aspiró $30.270 millones y reforzó el apretón monetario. Con la intención de domar el dólar, la entidad ya retiró $170.000 millones en los cinco días hábiles de marzo. Así, el stock de estas letras, que sólo están en manos de los bancos pero que se respaldan en los depósitos a plazo fijo de sus clientes, trepó al récord de $1,015 billón (en sólo cinco meses creció 134%). Una fuente de inestabilidad ya que buena parte de esos depósitos en pesos podrían dolarizarse ante una nueva corrida», afirmó el gráfico especializado.

El gran problema es que el costo político, económico e industrial que está generando esta bola de nieve no logra bajar la inflación y, mucho menos, contener al dólar.

Ayer (11/03), arrancó la jornada bursátil en baja pero con el paso de las horas eso se borró: cerró 10 centavos arriba ($41,30 el mayorista y $42,30 el minorista en el Banco Nación). El volumen de las operaciones fue bajo.

Por si todo esto fuera poco, la consultora Focus Market difundió un informe en el que asegura que la inflación de febrero está muy cerca del 4%.

Según destaca el informe Scantech (lector del punto de venta), las categorías más agresivas en los súpermercados son pañales (124,7%); Pastas Secas (111,4 %); Enlatados de Pescado (90,1%); Jabón (84,7%); Mayonesa (84,4%); Detergente (83,6%); Pan Rallado (83,3%); suavizantes (77,9%); harina (76,8%); lavandina (76,7%) y las salchichas (73 %); respecto del mismo mes del año pasado.

El informe destaca que sería del 3,8% precisamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *