Proponen que se incorpore la mediación al sistema penal

El diputado provincial Jorge Henn presentó un proyecto de ley que plantea la Mediación como un Sistema Integral e incorpora el uso de la herramienta en la resolución de conflictos de índole penal.

“Proponemos un sistema que defiende la cultura de la mediación por sobre la cultura de la confrontación, que es la manera en que se solucionan muchos de los conflictos en nuestra justicia. Reunir a las partes, escucharlas de manera profesional y establecer un consenso, ayuda a fomentar el diálogo y la convivencia” comenzó argumentando el diputado provincial Jorge Henn al referirse al proyecto que presentó para la puesta en marcha de un Sistema Integral de Mediación.

“Sabemos -continuó el ex vicegobernador de la provincia- que ciertos procesos judiciales puede ser estresantes y costosos económicamente, tanto para el ciudadano como para el Estado, por eso queremos introducir mejoras en una herramienta que ahorra tiempo, dinero y emociones”.

La iniciativa del legislador radical pretende abordar la Mediación desde un enfoque integral que sistematice el uso de la herramienta. Para ello se plantean disposiciones generales que regulan todos los tipos de mediación y, a su vez, un marco jurídico particular para el uso de la herramienta en las instancias penales, contravencionales, civiles, comerciales y familiares.

En este sentido, lo novedoso de la propuesta, es la incorporación de la Mediación Penal que, si bien se enuncia en el Código Procesal Penal, no está regulada en las leyes vigentes.

La nueva normativa establece que se podrá utilizar esta herramienta en aquellas causas penales que involucren delitos menores. Es decir, que se podrá poner en funcionamiento en conflictos familiares donde no haya violencia física ni de género o en problemas generados entre vecinos por cuestiones de convivencia, entre otros.

Al respecto, el legislador explicó que “este punto es muy importante porque tiene un doble beneficio: por un lado va a permitir descongestionar el sistema judicial de causas penales que se pueden resolver sin la necesidad de llegar a juicio. Y por el otro, va a significar un ahorro económico considerable para el Estado, porque un juicio entre dos vecinos por el robo de cuatro ladrillos o un balde de arena, económicamente cuesta lo mismo que un juicio donde se robaron millones en un banco. En otras palabras, buscamos evitar que se ponga en funcionamiento toda la maquinaria del sistema de justicia por un delito menor cuando se puede resolver mediante el diálogo de las partes”.

Asimismo, la propuesta especifica que, bajo ningún punto, se podrá utilizar la mediación para solucionar un conflicto si el delito amerita una pena prevista que supere los 6 años de prisión o cuando se trate de violencia de género o cuando los imputados sean funcionarios públicos que cometieron el ilícito durante su ejercicio o cuando las víctimas son menores de edad.

Cabe destacar que el proyecto de ley es tajante en cuanto a que la Mediación Penal solo puede darse en casos donde las personas involucradas voluntariamente deseen solucionar un conflicto en forma activa y personal. En este sentido, el diputado expresó que “los procesos no perjudican en modo alguno a las víctimas de los delitos, puesto que la Mediación exige que haya acuerdo entre víctima y victimario, por lo que, si no lo hay, porque la víctima no lo acepta, el proceso Penal proseguirá”.

Rol del mediador

Sobre el rol del mediador, Henn enfatizó que “debemos revalorizar la labor de los profesionales de la mediación. No podemos pensar en una política de mediación sin contemplar el desarrollo profesional y económico de los mediadores. Para ello proponemos la creación de un Fondo de Financiamiento que cumplirá dos funciones: la primera es la de garantizar la gratuidad del proceso para aquellos ciudadanos que se vean imposibilitados de cubrir los costos del mismo. Y la segunda, jerarquiza la tarea del mediador que recibirá el pago de sus honorarios con dinero de ese fondo, siempre y cuando las partes no puedan pagarlo”.

“Este proyecto es el resultado de un año de trabajo y la consulta permanente a grupos de mediadores de Santa Fe, Rosario y Rafaela” detalló el diputado.

Uso de tecnología

Otra de las características a resaltar es la actualización tecnológica que propone el proyecto. En este sentido, se establece que en los casos necesarios se admitirá el uso de videoconferencia para realizar una mediación y la firma digital junto a las actas digitales de todo el proceso.

Para finalizar, cabe destacar que la normativa lleva anexado un Código de Ética para Mediadores y Co-Mediadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *