LA CGT ANUNCIÓ UN PARO GENERAL PARA EL 25 Y TRIACA RESPONDE QUE “NO HAY MOTIVOS PARA DECIR QUE HAY CRISIS DEL EMPLEO”

Tras “plantar” esta mañana a los representantes del Gobierno en lo que iba a ser la continuidad de las negociaciones para evitar un paro general, el consejo directivo de la CGT anunció finalmente la concreción de esa medida de fuerza para el lunes 25 de junio. Será sin movilización y en rechazo “al programa económico del Gobierno”.

“Luego del debate la conclusión es que los datos económicos y de empleo, los datos que tienen que ver con todo lo que afecta a los sectores más vulnerables se van afectando y cada vez son más alarmantes”, señaló Héctor Daer, acompañado por Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña.

Por eso, afirmó: “Lo que hemos decidido es declarar el día 25 un paro de actividades por 24 horas sin movilización”. En esa línea, agregó: “Es necesario resolver los problemas del poder adquisitivo. Una de las peores causas que está teneindo esta deblacle económica tiene que ver con la caída del poder adquisitivo del salario y la caída del consumo”.

“Le pedimos al Gobierno una reflexión. Vetó las tarifas, plantearon un ajuste fiscal como único horizonte económico. Le pedimos una rectificación de las políticas económicas y con las políticas que tienen que ver con la administración del comercio exterior que está destruyendo a toda la industria”, indicó el líder sindical.

En segundo turno habló Juan Carlos Schmid, quien afirmó que la CGT le había “planteado correcciones al programa económico que el Gobierno, evidentemente, no está dispuesto a aceptar”. El sindicalista advirtió que la falta de respuestas del Gobierno fue “determinante” para la decisión que tomó la central obrera.

Schimid adelantó que esperan que “los meses que vienen que la situación se agrave porque los problemas que estaban antes de cerrar el acuerdo con el FMI y de sancionar el tarifazo, eran problemas que nosotros manifestamos en nuestras marchas que es el problema de que el poder adquisitivo está cada vez más erosionado”.

Por último, Carlos Acuña fue el que envió el mensaje más duro. “Esta CGT siempre quiso que al Gobierno le vaya bien. Siempre tuvimos la prudencia necesaria para que las cosas se solucionen a través del diálogo. Pero un diálogo que tenga respuesta y no que quede solo para la foto”, expresó.

La primera respuesta del Gobierno ante la decisión de la CGT de ir a un paro nacional para el 25 de junio fue tajante: “Muchas de estas medidas de ir a un paro están empañadas por una mirada electoral y no se ajustan a la realidad de empleo que vive la Argentina”, dijo el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

A pocas horas de que la central obrera anunciara un paro nacional en línea con una medida similar que había dispuesto Hugo Moyano para los Camioneros, el ministro de Trabajo expresó a Infobae que el Gobierno continuará en el camino del diálogo con los gremios aunque cuestionó a los sectores gremiales que “buscan generar conflictos donde no los hay”.

Así, el ministro de Trabajo evaluó que “en la CGT están muy intoxicados con algunos sectores del gremialismo”, en abierta alusión al gremio de Moyano que adelantó el lunes la decisión de ir a un paro de Camioneros, justo un día antes de la reunión que iban a tener los jefes de la CGT con el Gobierno y que finalmente se frustró.

Por otra parte, Triaca evaluó que el paro anunciado por la CGT es “innecesario y no resuelve el problema de los trabajadores y de la gente”.

Durante las últimas horas el ministro de Trabajo y todo su equipo intentaron seguir en la senda del diálogo con los gremios de la CGT pero fue en vano. La central obrera convocó a una medida de fuerza para el 25 de junio para cuestionar la política oficial aunque Triaca destacó que “la forma de resolver los problemas es sentarnos en una mesa para ver cómo se resuelven cada uno de los temas y no ir a un paro nacional“.

Ante la consulta de si los reclamos de la CGT eran legítimos o si modificarán la línea política del Gobierno, el ministro de Trabajo fue tajante: “La Argentina va a seguir para adelante porque estamos en la buena senda”, dijo.

Inmediatamente Triaca rechazó de plano que evalúe en la Casa Rosada la eliminación del medio aguinaldo de ganancias que exigen desde la CGT ya que ello significaría una erogación del Estado de más de 9.000 millones de pesos y, por ello, no creen que sea una prioridad para hoy. “Eso de la eliminación de ganancias en el medio aguinaldo es para salarios de 40.000 pesos para arriba no es un tema de los trabajadores que tienen más dificultades“, dijo.

Al sostener que “el paro no se ajusta a la realidad del país” el jefe de la cartera de Trabajo justificó esta idea con números concretos. “Desde el Gobierno hemos logrado una política de recomposición del poder adquisitivo del salario, en marzo hay un crecimiento del empleo contra febrero de 13.000 puestos de trabajo e interanualmente vemos que estamos arriba de los 187.000 puesto de trabajo registrados“.

Por todo ello, para Triaca “no hay motivos para decir que hay crisis del empleo como plantean los gremios”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *