Detenidos por ilícitos

En la noche del lunes, personal de Comando Radioeléctrico encontrándose de recorrida en zona Oeste de esta ciudad, observó a un motociclista que al ver la presencia policial comenzó a acelerar el vehículo. Se detuvo la marcha del mismo y se lo identificó, siendo un adulto de 25 años domiciliado en Esperanza , quien fue trasladado a sede de Comisaría1° junto al rodado ya que no pudo acreditar su propiedad. Se dio intervención a Fiscalía de Las Colonias.

CON LAS MANOS EN LA MASA

Un vecino de la localidad de San Carlos Sud, encontró dentro de su domicilio a un adolescente de 16 años. Fue el lunes alrededor de las 22.00, cuando gracias al llamado telefónico por parte de un hombre que dio aviso de lo sucedido, inmediatamente efectivos de Comando Radioeléctrico Zona Sur asistieron al domicilio y constataron que en el lugar los propietarios de la casa tenían retenido a un joven que momentos antes habría ingresado con intenciones de sustraer elementos.

Se procedió al traslado a sede policial a fin de realizar las actuaciones correspondientes y se dio intervención al Equipo Interdisciplinario de la Comuna de la localidad citada.

REITERAN RECOMENDACIONES

El lunes se recibieron varias alertas en la Central de Emergencias “911”, mediante las cuales vecinos de Esperanza informaron que habrían recibido llamados telefónicos de personas que se hacían pasar por familiares, y habida cuenta que una mujer mayor de edad fue víctima de una estafa denominada “Cuento del Tío” se dio conocimiento a la Unidad Fiscal Las Colonias.

La Policía de esta Unidad Regional XI, reitera la solicitud a la ciudadanía esperancina, principalmente a adultos mayores, tener en cuenta los siguientes consejos a fin de no atravesar por situaciones de estas características.

*No dar datos personales de ningún tipo, como así también de las pertenencias a sumas de dinero que posean en sus domicilios.

*En caso de recibir llamadas telefónicas cortar la comunicación y dar aviso al con el familiar que dicen ser o a algún persona de la familia.

*Comunicarse con el servicio de emergencias 911 inmediatamente.

*No abrir la puerta a ninguna persona desconocida hasta tanto hayan realizado los pasos anteriores y corroborado que no haya sido un engaño.

*Difundir y alertar, quienes tengan la posibilidad a todos sus allegados en especial a los mayores de la tercera edad, y a quienes se encuentren solos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *